El canto ayuda a segregar endorfinas, esta es por excelencia la hormona de la felicidad, reduce el estrés y se utiliza para disminuir la depresión y la ansiedad.