Guitarra Eléctrica

Las ventajas de aprender a tocar una guitarra eléctrica van desde sostener los acordes (lo cual es mucho más fácil dado que el cuello de la guitarra es más delgado con relación a las guitarras acústicas), hasta que las cuerdas son más suaves, lo que lo hace más fácil y amable para los dedos. Además de que es posible realizar diferentes efectos de sonido que van desde distorsiones, hasta tener la posibilidad de conectar audífonos al amplificador para no volver locos a los vecinos.